Quién está obligado a presentar la declaración de la renta

El plazo para la presentación de la declaración de la renta está a la vuelta de la esquina, y son muchos los contribuyentes que están llamados a hacerla. Aunque a priori pueda parecer complicado saber quién está en la obligación de presentar la declaración de la renta, en realidad es algo sencillo.

Según el artículo 8 de la Ley 35/2006, de 28 de noviembre, todas aquellas personas físicas que durante el año 2020 hayan tenido su residencia fiscal en España están obligadas a presentar la declaración de la renta. Sin embargo, la normativa establece ciertas excepciones a la regla general, dependiendo de la naturaleza de las rentas que haya obtenido el contribuyente y de sus cuantías.

Límites de rentas del trabajo que obligan a presentar la declaración

El primer grupo de contribuyentes que están obligados a presentar la declaración de la renta son quienes perciban rentas superiores a los 22.000 euros. Eso si, siempre y cuando procedan de un único pagador, o bien si la suma de ingresos del segundo pagador y siguientes es inferior a 1.500 euros.

En caso de que el contribuyente haya recibido rentas procedentes de dos pagadores, este límite se reduce hasta los 12.643 euros anuales. Este límite también será de aplicación en los siguientes supuestos:

  • En caso de que se perciban pensiones compensatorias del cónyuge o anualidades por alimentos no exentas.
  • Si el pagador de los rendimientos del trabajo no esté obligado a retener.
  • Cuando se perciban rendimientos íntegros del trabajo sujetos a tipo fijo de retención.

Límites de los rendimientos del capital mobiliario

En caso de que se hayan percibido ingresos del capital mobiliario o ganancias patrimoniales sometidos a retención o ingreso a cuenta, el límite a partir del cual el contribuyente estará en la obligación de presentar la declaración de la renta quedará fijado en 1.600 euros anuales.

Otros supuestos que obligan a presentar la declaración de la renta

Además de los anteriores supuestos, el contribuyente estará obligado a presentar la declaración de la renta si concurren alguna de las siguientes circunstancias:

  • Haber obtenido rentas inmobiliarias imputadas, rendimientos de letras del tesoro y subvenciones para adquisición de viviendas de protección oficial o de precio tasado y demás ganancias patrimoniales derivadas de ayudas públicas. El límite conjunto es de 1.000 euros anuales.
  • Quedarán excluidos los contribuyentes que hayan obtenido rendimientos íntegros del trabajo, de capital o de actividades económicas, o ganancias patrimoniales que conjuntamente no superen los 1.000 euros.
  • Tampoco deberán hacerla quienes hayan tenido, exclusivamente, pérdidas patrimoniales inferiores a 500 euros.

Si presento la declaración un año, ¿estoy obligado a presentarla siempre?

Una de las dudas más comunes entre los contribuyentes es qué ocurre si ya he presentado la declaración de la renta en algún ejercicio anterior.

A pesar de que mucha gente cree que ya estarán obligados a presentarla siempre, la realidad es que no. Si presentas la declaración de la renta un año, no tienes por qué preentarla siempre.

Los únicos supuestos que obligan a presentar la declaración dependen, exclusivamente, de los ingresos del contribuyente, dependiendo de la naturaleza de estas rentas. Por eso, que hayas presentado ya la declaración en años anteriores no influye si este año no estás obligado a hacerlo.

¿Te ha gustado este artículo? ¡Compártelo!

Reacciones y comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *