Modelo 720: qué es, cuándo hay que hacerlo y qué obligaciones tiene

El fraude fiscal está a la orden del día, y con él surgen las medidas de Hacienda para controlar los movimientos de capital de los contribuyentes.

Un ejemplo de esto es el modelo 720, que ha adquirido fama en los últimos 10 años, por el tira y afloja entre el Gobierno de España y la Unión Europea para mantener un equilibrio entre la posibilidad de controlar el fraude y la libertad de movimiento de capitales, que es un derecho de los ciudadanos.

¿Qué es el modelo 720?

El modelo 720 es la Declaración informativa sobre bienes y derechos situados en el extranjero.

Se trata de un trámite por el que se informa a Hacienda de los acciones, valores, cuentas o bienes inmuebles en el extranjero, que tienen las personas físicas o jurídicas residentes en España, cuando superen los 50.000 euros. 

Se trata de bienes o derechos en el extranjero, entre ellos bienes inmuebles, cuentas bancarias, títulos, activos, valores o derechos representativos del capital social, fondos propios o patrimonio de todo tipo de entidades, así como seguros de vida e invalidez de los que dispongan fuera del territorio español.

Aunque es obligatorio, la presentación del modelo no conlleva pago de impuesto alguno, pero, al ser informativo, permite a la Agencia Tributaria cruzar la información y llegar a la conclusión de ocultación de información e iniciar una inspección al contribuyente.

¿Cuáles son los plazos para presentar el modelo 720?

Esta declaración informativa sobre bienes y derechos situados en el extranjero debe presentarse obligatoriamente entre el 1 de enero y el 31 de marzo del año siguiente al ejercicio fiscal correspondiente. 

Si en el momento de la presentación existieran problemas técnicos atribuibles a la Hacienda y su sede electrónica, este plazo se puede extender otros cuatro días naturales más después de la fecha de finalización reglamentaria de la presentación.

Cómo se presenta el modelo 720

Este modelo informativo se presenta obligatoriamente por vía telemática a través de Internet, mediante la sede electrónica de la Agencia Tributaria.

Puede ser tramitada por el propio interesado o por un tercero que actúe en su representación, como pueda ser la asesoría fiscal.

¿Quién debe presentar el modelo 720?

Están obligados a presentar el modelo 720, los siguientes tipos de contribuyentes que tengan cuentas en entidades financieras situadas en el extranjero, valores, derechos, seguros y rentas depositados, gestionados u obtenidas en el extranjero y bienes inmuebles y derechos sobre bienes inmuebles situados en el extranjero:

  • Las personas físicas residentes en España.
  • Personas jurídicas residentes en territorio español
  • Los establecimientos permanentes en dicho territorio de personas o entidades no residentes .
  • Las entidades en atribución de rentas, tales como comunidades de bienes, sociedades civiles o herencias yacentes.

Se debe tener en cuenta que siendo titular o incluso solo autorizado, si se tiene acceso al dinero, aunque sea en un porcentaje insignificante, si el importe superior conjunto es superior a 50.000 euros se debe informar a Hacienda y realizar este trámite.

En este sentido, se deberá presentar declaración si:

  • Se tiene la titularidad jurídica o real de los bienes o derechos,
  • Se puede disponer de esos bienes aunque no seas titular o también 
  • Se es representante, apoderado, autorizado, beneficiario de esos bienes o derechos.

Igualmente, este límite mínimo de 50.000 no se tiene en cuenta en el caso de que el valor de sus bienes aumentará en más de 20.000 euros o si se ha dejado de ser titular o autorizado de alguno de los bienes previamente declarados en modelos 720 de años anteriores.

¿Qué hay que incluir en el modelo 720?

Hacienda considera como bienes y derechos en el extranjero a incluir en el 720: 

  • Bienes inmuebles y derechos sobre bienes inmuebles situados en el extranjero. 
  • Cuentas en entidades financieras situadas en el extranjero de las que sea titular, beneficiario o autorizado.
  • Valores, fondos de inversión, acciones y derechos fuera de España.
  • Seguros y rentas depositados, gestionados u obtenidas en el extranjero.

La Tribunal de Justicia europeo tumba las sanciones del 720

A pesar de su carácter meramente informativo, es obligatorio e importante para Hacienda, por lo que no presentar el modelo o hacerlo con datos erróneos puede llevar a importantes sanciones. 

Tal es así que, el régimen sancionador relacionado con esta declaración informativa ha sido llevado a los juzgados y el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) ha fallado en su contra.

Concretamente, el TJUE emitía una sentencia en contra de España por la Ley 7/2012, sobre la obligación de presentar el modelo 720. En ella declara las sanciones previstas como “desproporcionadas con respecto al objetivo perseguido por la legislación española” impidiendo la libre circulación de capitales y contraria a la normativa de la Unión Europea.

No hay que perder de vista que en los últimos 10 años, unos 60.000 contribuyentes han presentado el modelo 720, pudiendo haber sido perjudicados muchos de ellos. Las sanciones previstas a las que se enfrentaban desde el 2012 y que han sido anuladas por el TJUE suponían:

Una multa proporcional del 150 % del impuesto calculado sobre las cantidades correspondientes al valor de los derechos o bienes situados en el extranjero, por el incumplimiento de la obligación de información.

Se debe tener en cuenta que esta multa es muy superior a las establecidas en la declaración fuera de plazo de rentas imponibles en España, que van del 5 al 20 %.

Igualmente, ante cualquier dato no facilitado, incompleto o inexacto llevaba consigo una multa pecuniaria fija de 5000 euros por cada dato o conjunto de datos, con un mínimo de 10000 euros, y de 100 euros por cada dato o conjunto de datos declarado fuera de plazo o no declarado por medios electrónicos, informáticos o telemáticos cuando existía obligación de hacerlo, con un mínimo de 1500 euros. En casos normales esta sanción va de 150 a 250 euros.

Del mismo modo, también se condena la no prescripción del delito asociado a este modelo impuesta en el 2012 por la Hacienda española.

Cambios en las sanciones por los datos del 720

Aunque la justicia europea ha calificado de abusivo el régimen sancionador, el Gobierno de España, no ha retirado el modelos 720, sino que para seguir aplicándolo sólo ha realizado una serie de ajustes en las sanciones para alinearlo a la normativa europea.

Esto hace que la obligación de declarar a través del modelo 720 siga vigente, si bien se han anunciado cambios en las sanciones previstas. Tales como la modificación actual las sanciones no podrán superar el 50% de la cantidad ocultada, cifra anteriormente situada en el 150% o establecer el límite de prescripción de 4 años.

¿Qué pasa con las criptomonedas en el modelo 720?

En este 2021 se libran de informar de tenencia de criptomonedas o lo que hacienda denomina monedas virtuales.

En la página de Hacienda ha aparecido un anuncio que dice: “AVISO: En el modelo 720 no se informa de monedas virtuales. La declaración informativa sobre monedas virtuales situadas en el extranjero no es exigible respecto al ejercicio 2021

Pero, esto es puntual y momentáneo para esta anualidad. Para entender esto, hay que analizar el contexto general para ver por qué sucede esto. 

No existe desarrollo reglamentario de criptomonedas

El pasado julio de 2021 el Gobierno publicó una nueva normativa, la Ley 11/2021, de 9 de julio, de medidas de prevención y lucha contra el fraude fiscal

Esta ley, que es una transposición de una directiva europea, en lo referente a las criptomonedas, viene a reforzar el control tributario sobre los hechos imponibles relativos a monedas virtuales.

Concretamente, la nueva norma establece que se informe de las criptomonedas en el 720, facilitando “Información sobre las monedas virtuales situadas en el extranjero de las que se sea titular, o respecto de las cuales se tenga la condición de beneficiario o autorizado o de alguna otra forma se ostente poder de disposición, custodiadas por personas o entidades que proporcionan servicios para salvaguardar claves criptográficas privadas en nombre de terceros, para mantener, almacenar y transferir monedas virtuales

Antes de la entrada en vigor de esta normativa, existían serias dudas del encaje de la criptomonedas en el modelo 720, ya que no se podía asemejar del todo a otros activos o bienes. 

En cualquier caso, la ley está, pero como es normal, hasta que no exista el desarrollo reglamentario de la tributación de criptomoneda por parte de Hacienda, de momento para este 2021 no hay introducir las criptomonedas en el 720

Tributación actual de criptomonedas

No tener que informar de la tenencia de criptomonedas en el extranjero no quiere decir que no haya que declararlas ante Hacienda.

Actualmente, hay que tener muy presente la tributación de criptomonedas, ya que las permutas, con sus pérdidas y ganancias hay que incluirlas en la Declaración de la Renta y Patrimonio, tributando entre un mínimo del 19% y un máximo del 26%.

En este sentido, será la primera vez que la declaración cuente con casillas específicas para la tributación de las criptomonedas: La casilla 1626 en el IRPF y la 46 en Patrimonio.

Imagen: Unshplash.com/@austindistel y Unsplash.com/homajob

¿Te ha gustado este artículo? ¡Compártelo!

Reacciones y comentarios