Cuáles son los principales modelos a presentar por un autónomo

La actividad empresarial está marcada por numerosos trámites y modelos a presentar por un autónomo ante Hacienda.

Cada uno de estos trámites, obligatorios para el autónomo, tienen un formulario que hay que presentar en el plazo estipulado. En el caso de no presentarlo, hacerlo mal o fuera de plazo, se arriesga a incurrir en multas y recargos.

Modelos informativos vs modelos de autoliquidación

Los autónomos tienen que presentar varios modelos relacionados con el IVA, IRPF o la facturación de la actividad económica que realizan.

En estos modelos, hay que diferenciar aquellos que son meramente informativos, mediante los que facilitamos información a Hacienda sobre nuestra actividad, y por otro lado, aquellos que implican un pago o liquidación a la administración por parte del autónomo.

Modelos trimestrales y modelos anuales

Igualmente, entre todos los modelos están aquellos que se presentan cada trimestre y los que solo se presentan una vez al año. 

Normalmente, los modelos trimestrales se presentan en los primeros días  de abril, julio, octubre y enero, haciendo referencia a los datos económicos y resultados del trimestre inmediatamente anterior.

Los modelos anuales, suelen ser la recopilación de los datos aportados en los trimestrales.

Los principales modelos trimestrales a presentar por el autónomo son los siguientes:

Modelo 130

El modelo 130, es el modelo trimestral de autoliquidación del Impuesto sobre la renta de las personas físicas (IRPF).

Este modelo, está reservado para los autónomos incluidos en el régimen de estimación directa. En este modelo se incluyen los ingresos y gastos deducibles correspondientes al trimestre anterior, y se paga a Hacienda el 20% en el caso de dar beneficios. En caso de pérdidas se acumula para compensarlo en trimestre posteriores.

El modelo anual que recopila este modelo 130, es el modelo 100, de la declaración de la renta, si bien, en este modelo se incluyen muchos más aspectos relacionados con el IRPF, como pueda ser rendimientos del trabajo, de inmuebles o acciones entre otros, así como las distintas deducciones que puede aplicar el contribuyente, al margen de su actividad empresarial.

Modelo 303

El modelo 303, es el modelo trimestral de autoliquidación del Impuesto sobre el valor añadido.

Consiste en liquidar cada trimestre la diferencia del IVA soportado en las compras realizadas y del IVA repercutido a los clientes en las ventas

En caso de que hayamos recaudado más IVA repercutido del que hayamos pagado como IVA soportado, tendremos que ingresar a Hacienda esta diferencia.

El modelo anual de resumen del IVA, que recopila el 303, es el modelo 390.

Modelo 115

El modelo 115, es modelo trimestral de autoliquidación de rendimientos procedentes del arrendamiento o subarrendamiento de inmuebles urbanos.

Se incluyen y se ingresan a Hacienda los importes retenidos en concepto de IRPF derivados del alquiler del trimestre inmediatamente anterior.

El resumen anual del modelo 115, es el modelo 180.

Modelo 111

El modelo 111, es el modelo de autoliquidación de retenciones e ingresos a cuenta, rendimientos del trabajo y de actividades económicas, premios y determinadas ganancias patrimoniales e imputaciones de Renta.

Se incluyen y pagan a Hacienda los importes de las retenciones del IRPF practicadas a trabajadores en la nóminas y a profesionales o a empresarios en las invoices.

El resumen anual del modelo 111, es el modelo 190.

Modelo 347

El modelo 347, es una declaración informativa de operaciones con terceras personas.

Es un modelo informativo anual que incluye las cantidades económicas facturadas a un mismo proveedor o cliente, que superen 3.005 euros al año.

Imagen: Pixabay.com/startupstockphotos

¿Te ha gustado este artículo? ¡Compártelo!

Reacciones y comentarios

en_GB