Cómo saber si tengo que llevar un libro contable como autónomo y cómo llevarlo

El autónomo tiene que realizar todos los trámites y llevar la documentación de la empresa al día: impuestos, facturación, permisos, pagos o contabilidad.

Entre todas las obligaciones del autónomo, una de las más importantes es la contabilidad. Como empresario, tiene que llevar control de todos los movimientos de su actividad económica, y llevar la contabilidad mediante unos libros contables.

Los libros contables del autónomo

Normalmente, si se tiene una asesoría fiscal o se utiliza un programa de facturación, simplemente, con la información de las facturas, se pueden generar los distintos libros y documentos para presentar los impuestos.

Cuando hablamos de libro contable del autónomo o de su contabilidad, se refiere a los archivos o documentos que Hacienda le obliga a llevar. 

No hay que perder de vista que ya no se llevan en papel, no son libros, sino archivos digitales, normalmente exportables a formato de hoja de cálculo.

Estos libros serán distintos en función del régimen de tributación elegido por el empresario. Por tanto, las obligaciones de los autónomos varían si estamos acogidos a módulos o a estimación directa o simplificada.

Libros contables si se tributa por módulos

De forma general, los autónomos que están en estimación objetiva o módulos, no tienen la obligación de llevar libros contables. 

Si bien no hay que llevar estos libros, esto no le exime de llevar y guardar las facturas durante el tiempo correspondiente, para justificar ante Hacienda en el caso de ser necesario.

Libros contables si se tributa por estimación directa simplificada

La estimación directa simplificada es el método más sencillo, ya que hay que llevar libros, pero simples y fáciles de hacer.

Los autónomos que están acogidos al régimen de estimación directa simplificada tienen que llevar los siguientes libros:

Libro de ventas e ingresos. Se trata de un listado de las facturas emitidas, ordenadas cronológicamente, con una numeración correlativa y donde aparece igualmente el importe sin IVA o con el IVA repercutido.

Libro de compras y gastos. Es un libro, donde se quedan reflejadas todas las facturas de gastos del negocio. Estará ordenado por fechas, y también se reflejarán los importes sin IVA y con IVA, en este caso, soportado.

Libro de bienes de inversión. Es el libro donde se registran los bienes de inmovilizado material o inmaterial adquiridos para el desarrollo de la actividad. Aparte de los importes de compra se reflejarán los datos de la amortización del bien.

Libros contables si se tributa por estimación directa normal

Los autónomos acogidos al régimen de estimación directa normal son los que tienen el mayor grado de detalle a la hora de llevar la contabilidad:

Libro contable diario. Reflejan todas las operaciones del año y está compuesto por anotaciones, que se conocen como asientos contables, que plasmarán todos los movimientos realizados y sus importes.

Libro de cuentas anuales. Refleja el balance de la situación inicial de la empresa, la cuenta de pérdidas y ganancias, el estado de cambio en el patrimonio neto, el estado de flujos efectivos y la memoria del ejercicio.

Libro de Inventario. Refleja el balance de la situación inicial de la empresa, balances trimestrales de sumas y saldos y un inventario de cierre de ejercicio.

Imagen: Pixabay.com/claudio_scott

¿Te ha gustado este artículo? ¡Compártelo!

Reacciones y comentarios