¿Cómo afecta una subida del SMI al autónomo?

La subida del Salario Mínimo Interprofesional (SMI) ha sido una constante desde el año 2017.

Esta subida, aparte de beneficiar los trabajadores que cobran dicho salario mínimo, impacta de forma negativa y directa en los trabajadores autónomos por cuenta propia.

Por un lado, supone una subida de la cuota mensual que el autónomo paga a la Seguridad Social en el RETA, y por otro, la subida de los costes empresariales que soporta por tener empleados.

¿Cuánto ha subido el SMI?

Desde el 2017, todos los años ha habido una subida de la cantidad prevista para el SMI.

Se ha pasado, desde los 655,20 euros de esos años a los 1.000 euros actuales. Esto supone una brusca subida del SMI del 52,6%.

Este SMI de 1.000 euros mensuales está vigente, desde el 1 de enero de 2022,  significando que cualquier actividad debe ser remunerada como mínimo de 33,33 euros al día. 

Igualmente, no hay que perder de vista que todavía el Gobierno tiene previsto llegar a un SMI de 1.060 euros en 2023.

Sube la cuota de autónomo mensual

El problema de la subida del SMI para los autónomos es que supone siempre la subida de la cuota de autónomo que paga de cotización a la Seguridad Social mensualmente.

Esto es así porque cada vez que se sube el SMI suben las bases de cotización que sirven para calcular las cuotas de autónomo.

En este 2022, la base mínima de cotización a la Seguridad Social de autónomo es de 960,60 euros, al que hay que aplicarle un porcentaje de 30,6% en concepto de contingencias comunes, profesionales, cese de actividad y formación profesional. Esto supone que la cuota a pagar de autónomo sea de 294 euros al mes.

El SMI aumenta los costes laborales

Para los autónomos que tienen trabajadores contratados, la subida del SMI no solo aumenta la cantidad de salario que tiene que pagar el empleado, sino que implica un aumento de los costes laborales

Estos costes laborales, estimados entre el 30-35% del salario bruto, implica que cada vez que sube el salario el empresario paga más por su trabajador en cotizaciones, formación o cobertura de bajas.

Igualmente, se debe tener en cuenta que actualmente es de 1.000 euros, pero en 14 pagas, lo que supone, para los que las tengan prorrateadas en 12 meses, tendrán que pagar 1.166,67 en doce mensualidades [(1.000 € x 14) / 12)].

El efecto negativo de la subida del SMI para el empleo

Cada vez que se realiza una subida del SMI el Banco de España y los economistas advierten de lo mismo: si la subida del SMI no va acompañada de un aumento de la productividad se verá perjudicado el empleo.

Parece obvio, si las empresas, y entre ellas los autónomos, ven incrementados sus costes, pero sin que este aumento repercuta en sus ingresos, tendrán que despedir personal.

Imagen: Pixabay.com/startupstockphotos

¿Te ha gustado este artículo? ¡Compártelo!

Reacciones y comentarios