Principales ayudas para pymes y autónomos disponibles en la actualidad

Las ayudas para pymes y autónomos son limitadas, algunas tan específicas que son pocas las empresas que pueden acceder. 

Pero existen una serie de ayudas básicas para el autónomos que son extensivas para todos aquellos emprendedores que inician actividad. Las principales ayudas para pymes y autónomos son las siguientes:

Pago único

El pago único es una ayuda que da el Servicio de empleo Público Estatal (SEPE), que consiste en capitalizar la prestación contributiva de desempleo.

En la práctica, si estás cobrando el paro y quieres montar un negocio, el SEPE pude darte el dinero que tengas pendiente por cobrar en un solo pago para invertir en el negocio y/o pagar las futuras cuotas de seguridad social

Esta ayuda puede pedirse tanto para darse de alta como autónomo como trabajador por cuenta propia, como para crear o incorporarse a una sociedad limitada.

Esta ayuda se pide antes de darse de alta de autónomo y se realiza mediante la aportación de facturas proforma con la solicitud, teniendo un mes cuando te la concedan para invertir y crear el negocio.

Promoción del empleo autónomo

El programa de promoción del empleo autónomo es un conjunto de subvenciones destinado a los autónomos que inician actividad

Estas ayudas existen a nivel nacional, si bien son las distintas comunidades autónomas las encargadas de hacer su despliegue. Es por esto, por lo que, depende donde vivas, podrás acceder a ellas o no.

El programa está formado por cuatro subvenciones, todas ellas a fondo perdido, pudiendo pedirse cada una por separado en función de los requisitos de cada una de ellas.

Los principales requisitos son la necesidad de estar inscrito como demandante de empleo y la obligación de estar dado de alta de autónomo durante 3 años en caso de recibir la subvención.

  1. Subvención por establecimiento como trabajador autónomo. Se puede obtener una subvención de hasta 10.000 euros en función de la situación del solicitante: 
  • Desempleados en general.
  • Jóvenes desempleados de 30 o menos años.
  • Mujeres desempleadas
  • Desempleados con discapacidad.
  1. Subvención financiera. Subvención de hasta 10.000 euros por el importe equivalente a 4 puntos del tipo de interés fijado de un préstamo obtenido para la puesta en marcha del negocio.
  2. Subvención para asistencia técnica. Subvención de hasta 2.000 euros, cubriendo el 75% de los servicios de asesoramiento contratados para mejorar el desarrollo de la actividad empresarial, estudios de viabilidad, comercialización, diagnosis u otros de naturaleza análoga.
  3. Subvención para formación. Subvención de hasta 3.000 euros, para cubrir el 75% del coste de cursos relacionados con la dirección y gestión empresarial y las TIC.

Tarifa plana del emprendedor

Para ayudar a las empresas la Seguridad Social establece una serie de bonificaciones y reducciones

Esta ayuda, es lo que se conoce comúnmente como tarifa plana del autónomo o del emprendedor. Consiste en pagar una cuota de autónomo reducida en vez de la que normalmente paga cualquier autónomo.

La tarifa plana va destinada a  trabajadores que causen alta inicial o que no hubieran estado de alta en los 2 años inmediatamente anteriores en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA).

Esta cuota reducida será durante los primeros 12 meses:

  • De 60 euros si el autónomo cotiza por la base mínima
  • Si no cotiza por la base mínima, del 80% de la base de cotización elegida por el autónomo.

Una vez pasado este periodo inicial de 12 meses, el autónomo puede aplicarse las siguientes reducciones otros 12 meses, es decir, hasta los 24 meses después del alta.

  • Una reducción equivalente al 50% de la cuota durante los 6 meses.
  • Una reducción equivalente al 30% de la cuota durante los 3 meses.
  • Una bonificación equivalente al 30% de la cuota durante los 3 meses.

Igualmente, existen varios supuestos en los que se pueden ver mejoradas estas reducciones. Este es el caso de los autónomos que desarrollen la actividad en poblaciones de menos de 5000 habitantes, o los jóvenes menores de 30 años, 35 en el caso de las mujeres, en el momento del alta.

En cualquier caso, cuando hablamos de ayudas para pymes y autónomos, hay que acudir a los agentes de desarrollo local (ADL) de tu ciudad y revisar con ellos cualquier otra ayuda o subvención disponible en tu comunidad autónoma o región.

Imagen: Pixabay.com/Gerd Altmann

¿Te ha gustado este artículo? ¡Compártelo!

Reacciones y comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.